Aerografía

Aerografía con Iwata Eclipse HP-BCS

La aerografía es una técnica que utiliza una herramienta llamada aerógrafo del cual deriva su nombre. El cual utiliza una fuente de aíre a presión (manguera neumática o compresor), proporcionando aire al aerógrafo que internamente mezcla el aire y el pigmento pre-diluido y lo proyecta en forma atomizada.

La técnica es difícil, depende de la practica del usuario y de la calidad de los equipos, la realización de la misma requiere una cierta preparación y asesoramiento de los profesionales o expertos. Los resultados que se obtienen son muy superiores a la aplicación con pincel o brocha lo cual compensa la dificultad inicial.

Para esta técnica, se utiliza un instrumento llamado aerógrafo, que se conecta a un compresor de aire y crea finos chorros de aire con pequeñas gotas atomizadas de pigmento. La historia del arte menciona que la aerografía apareció en los tiempos prehistóricos, cuando hombres lanzaban pigmentos en las cavernas a través de tubos procedentes de huesos.

Aplicaciones de la aerografía

La aerografía es un instrumento utilizado en las artes plásticas (la pintura, la escultura, el dibujo, la arquitectura, el grabado, la cerámica, la orfebrería, la artesanía y la pintura mural) debido a que es útil para pintar en superficies regulares y en especial irregulares, pintado de objetos de formas geométricas regulares e irregulares. En otros oficios también tiene presencia como son: El maquetismo, los tatuajes, uñas, caracterización, maquillaje Facial, body paint, customizado automotrices, el graffiti, pastelería y chocolatería.

En la industria también tiene presencia la aerografía como en fábricas automotrices, talleres de restauración, empresas de artesanía, empresas de decoración, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *